Dr. Nogales - Psychological Counceling
 
Artículos
 
    DEPRESIÓN PREMENSTRUAL
Para muchas mujeres, “¡deprimirse es deprimente!”

Para muchas mujeres, “¡deprimirse es deprimente!” Por ello, cuando sienten depresión en los días previos a su período menstrual, se sienten doblemente amargadas: por su cambio de humor y por no poder controlarlo. Es más, existe un estigma escandaloso al respecto, ya que se habla de la depresión premenstrual como “aquella época en que las mujeres se ponen locas!”, lo que trae consigo más prejuicios que realidades.

Por ello es que muchas mujeres prefieren ignorar la relación entre su depresión y su ciclo menstrual. Sin embargo, cuando pueden hablar del tema y conectarse con otras mujeres que atraviesan semejante dificultad mes tras mes, existe un alivio fundamental, ya que la exigencia de estar siempre

de buen humor es amenguada al compartir la reacción emocional de esta fase hormonal. Además, se ha corroborado en algunos casos, que la depresión premenstrual esta asociada con otro tipo de problemas que algunas mujeres llevan en su alma, tal como problemas de pareja. He tenido pacientes que después de romper una relación disfuncional, dejaron de deprimirse antes de su menstruación.

Es más, la depresión premenstrual no es tan rara. Aproximadamente el 5% de las mujeres sufren de depresión premenstrual tan severa que interfiere con su escuela, trabajo u otras actividades diarias. Este tipo de depresión se caracteriza, entre otros síntomas, por una falta de interés o placer en cuestiones que normalmente son atractivas, falta de energía, fatiga, cansancio, insomnio o demasiado sueño. Lo que ocurre es que el ciclo menstrual acarrea consigo cambios hormonales que pueden producir dolores de cabeza, problemas de tiroides y cambios de humor importantes. Pero, dichos ajustes no implican enfermedad mental como algunos erróneamente lo rotulan.

Por suerte, existe tratamiento médico efectivo para este tipo de depresión. Lamentablemente muchas mujeres prefieren prescindir de la consulta al galeno, porque piensan que deberían tolerar los inconvenientes de un proceso tan normal como el ciclo menstrual. Sin embargo, para algunas mujeres es demasiado difícil. Algunas de mis pacientes se sienten sin ánimo de desempeñar sus actividades, y prefieren quedarse en la casa y dar parte de enferma en lugar de pedir ayuda. Otras temen sentirse catalogadas como deprimidas y rehúsan tomar antidepresivos.

De todos modos, saber que existe tratamiento médico para la depresión premenstrual es fuente de alivio de por si, ya que la mujer sabe que puede recurrir a él cuando lo decida. Los médicos, sin necesidad de intervención de un psiquiatra, recomiendan antidepresivos, lo que permite establecer un paralelo entre la depresión premenstrual y los otros tipos de depresión. Cabe aclarar que no toda depresión premenstrual requiere medicación, y por lo general solo es recomendada cuando es severa. Además, la mayoría de las mujeres que se deprimen antes de su periodo menstrual, no se deprimen todos los meses, por lo que no es recomendable tomar medicación cuando muy posiblemente no se la necesite. Pero también se ha comprobado que el 55% de las mujeres mejoran con carbonato de calcio en un periodo de tres meses.

Es necesario entender que los cambios hormonales producen efectos tanto en la mujer como en el hombre, y por lo tanto, si bien son naturales, a veces producen síntomas como la depresión que interfiere con el diario vivir. Partiendo de este concepto, podemos buscar los recursos necesarios para vivir mejor en lugar de esconderlos y sufrirlos en silencio.

Ana Nogales
Inicio
Conoce a la Doctora
Galeria de fotos
Prensa
Proximos Eventos
Libros Recomendados
Adquiera Ahora
Colegas
Kit de Prensa
Contacto
Dra. Ana Nogales
Buscar